googlefb7c12aa73eddffb.html La encía ¿qué tipos hay? - Clínica Blasi

La encía ¿qué tipos hay?

La encía ¿qué tipos hay?

La encía tiene diferentes partes, y cada una de ellas tiene una función diferente. El cuidado de la encía, es imprescindible para evitar las enfermedades periodontales.

¿Cuáles son?

Los tipos de encía son tejidos mucosos de la cavidad oral, que rodean al diente. La encía forma un sellado que protege al hueso y demás tejidos de soporte, por esta razón es tan importante que se cuide ya que si se da enfermedad periodontal, no sólo se pueden perder los dientes sino el propio hueso. 

Hay dos tipos de encía según la zona donde se encuentra:

  • Tipo encía adherida:  es la que rodea a los dientes en forma de collar. En algunos casos este tipo de encía se trata con los contorneados de encía o injerto de encías.
  • Tipo encía marginal o libre: es la que se encuentra por encima de la encía adherida y forma lo que se llama el surco. Alrededor de la encía libre se acumula la placa bacteriana y es imprescindible mantenerla sana.

¿Qué enfermedades pueden sufrir las encías?

  • La gingivitis: se produce cuando la placa acumulada en el diente acaba atacando a la encía. Lo que produce esta enfermedad es una inflamación de la encía y un sangrado, cuando se toca o se lava los dientes. Este es un estado inicial y puede tratarse fácilmente si se detecta a tiempo, por eso es importante que si se detectan uno de estos síntomas acudir al odontólogo. Puede ocurrir a veces que las personas con esta afección no sean conscientes, sobre todo ocurre a los fumadores ya que la nicotina puede enmascarar esta enfermedad.
  • La periodontitis: este es un estado más avanzado de la enfermedad periodontal. En este caso la placa bacteriana afecta no solo a la cara interior del diente, sino que también al hueso alveolar. Requiere un tratamiento urgente, ya que si no se realiza hay riesgo de perder piezas dentales y hueso. En caso de perder piezas o hueso, habría que realizar un implantes y/o injerto de hueso.

En Clínica Blasi le recomendamos que ante la menor duda consulte con su periodoncista, para prevenir las posibles enfermedades.