googlefb7c12aa73eddffb.html Mucositis periimplantaria: la gingivitis de los implantes - Clínica Blasi

Mucositis periimplantaria: la gingivitis de los implantes

Mucositis periimplantaria: la gingivitis de los implantes

La mucositis periimplantaria es lo que conocemos como la gingivitis de los implantes, si bien es cierto que los implantes son la gran solución a la pérdida de piezas dentales, esto no les exenta de la necesidad de ser cuidados como una pieza dental natural, ya que también pueden sufrir enfermedades periodontales,  llamadas en estos casos enfermedades periimplantares.

Las patologías periimplantares se dividen en dos tipos:

  • Mucositis periimplantaria: Esta es una enfermedad producida por la inflamación de los tejidos blandos (mucosa) alrededor del implante. Esta patología podría decirse que es lo mismo que la gingivitis que padecen las encías, y es también como esta, una enfermedad común.
  • Periimplantitis: Esta es la enfermedad equivalente a la periodontitis. En este caso no tan solo hay una inflamación de los tejidos blandos, sino que también se ven afectados los tejidos duros, lo que puede conllevar la destrucción del hueso que sujeta el implante y por tanto la pérdida de este.

En los dos enfermedades hay una causa común que produce la inflamación de los tejidos blandos, y es la acumulación de placa bacteriana. Si bien es cierto que podríamos decir que la mucositis es la fase más leve, sino se trata se llegará a la periimplantitis que es grave.

Debemos saber que los síntomas de estas patologías son las mismas que de la gingivitis y la periodontitis. Estos síntomas para detectar la gingivitis son: enrojecimiento del tejido periodontal, inflamación de las encías, sangrado y supuración de pus. Cuando se perciban alguno de estos síntomas debe visitar al odontólogo para poder poner remedio y que no evolucione a una periimplantitis y que se ponga en peligro la supervivencia del implante.

En el caso de la mucositis periimplantaria, los tejidos afectados pueden tratarse de manera no quirúrgica con resultados predecibles. Es decir, esta afectación es reversible a diferencia de la periimplantitis.

En Clínica Blasi recomendamos siempre que se tenga una buena rutina de higiene diaria, será el factor imprescindible para prevenir este tipo de patologías y conservar una buena salud bucodental, además de realizar visitas periódicas al especialista.